La dieta en personas con cáncer: una ayuda para mejorar la calidad de vida

La dieta en personas con cáncer: una ayuda para mejorar la calidad de vida
10 abril 2017 Roberto Ortega
In Blog ecológico
Una dieta adecuada ayuda a las personas con cáncer a tener mejor calidad de vida. Foto: Milenio.com

La dieta en personas con cáncer es fundamental. La enfermedad y su tratamiento pueden incidir en la manera en la que come el paciente. Así mismo, puede afectar a la forma en la que el cuerpo tolera ciertos alimentos o a la capacidad del organismo para emplear los nutrientes.

La American Cancer Society explica que las necesidades de nutrientes de la gente con cáncer varían para cada persona. Por lo tanto, tu equipo de atención médica puede ayudarte a identificar tus metas de nutrición y planear algunas formas para ayudarle a conseguirlas.

En cualquier caso, comer bien mientras se encuentra en tratamiento contra el cáncer podría ayudarte a:

  • Sentirte mejor.
  • Mantener un nivel elevado de fuerza y energía.
  • Mantener su peso y las reservas de nutrientes de su cuerpo.
  • Tolerar mejor los efectos secundarios relacionados con el tratamiento.
  • Reducir su riesgo de infecciones.
  • Sanar y recuperarse más rápidamente”.

De todas maneras, cada paciente es un mundo y su médico le aconsejará específicamente sobre qué comer y qué no comer antes, durante y después del tratamiento. Lo más importante es que no tomes ninguna decisión leyendo solo internet: consulta a tu facultativo.

Consejos para algunos efectos colaterales

La dieta de las personas con cáncer es fundamental.

La dieta de las personas con cáncer es fundamental.

Teniendo en cuenta eso, nuestra nutricionista Rebeca Gonzalo Ibrahim daba algunos consejos para controlar algunos efectos colaterales. Los recuperamos.

  • Hay alimentos útiles en el control de nauseas como son: patatas, zumos, frutas frescas o enlatadas y verduras…  Según la tolerancia del paciente.
  • En casos de enteritis aguda son recomendables frutas y verduras bien cocidas, peladas y en puré, o frutas (melocotón) y verduras enlatadas. También plátanos preferentemente maduros; manzanas peladas y ralladas; pera madura cocida o en compota; jugos o néctares diluidos con agua. La mayoría de estos productos tienen potasio y líquidos para reemplazar lo que el organismo pierde con la diarrea. También tiene fibra soluble, lo que puede disminuirla. Los alimentos que se deben evitar son: frutas y verduras crudas, nueces y semillas. También las verduras que pueden causar gas como el brócoli, coliflor, col, legumbres enteras y cebollas.
  • En casos de estreñimiento, se recomienda: todas las frutas frescas (importantes las ciruelas, albaricoques, cerezas, naranjas…), secas (pasas, ciruelas, higos) y cocidas, con piel, bien lavadas salvo las frutas astringentes como el membrillo, pomelo, plátano, manzana rallada, limón y frutas en almíbar y confitadas. En cuanto a verduras y hortalizas, son aconsejables todas salvo las flatulentas (alcachofas, col, coliflor, brócoli, coles de bruselas, pimiento, pepino, rábanos, cebolla, puerros y ajos, zanahoria y los purés pasados por el chino o pasapurés ya que se pierde la fibra), preferiblemente una ración diaria en crudo (ensalada) o cocinada.

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*