Guindillas piparra: si no las has probado, te estás perdiendo un manjar

Guindillas piparra: si no las has probado, te estás perdiendo un manjar
8 agosto 2017 Roberto Ortega
In Blog ecológico
Tarrina de guindillas piparra de Huertos de Soria para las tiendas de Soria de Martín, Martín

Las guindillas piparra son las estrellas del verano en Huertos de Soria. Las de este año son cultivadas en Garray y las puedes adquirir en las tiendas Martín, Martín de Soria, en unas elegantes tarrinas. Y no tienen nada que envidiar a las de origen vasco o navarro.

Las piparra no suelen picar o pican poco. Si te toca la que pica, pues vas a tener que aguantarte. Es un poco como jugar a la ruleta rusa. Su finura y los matices terrosos y minerales de la huerta donde crece hacen que este curioso pimiento sea haya convertido en una ‘golosina’ gastronómica que cada vez cuenta con más seguidores.

Todo el mundo está familiarizado con las guindillas que se venden encurtidas en vinagre. Son las que se usan habitualmente para hacer pinchos o banderillas. O para comerlas acompañando un buen plato de lentejas. Pero no todo el mundo lo está con las guindillas frescas.

Es cuestión de probarlas. Hay que explicar que las guindillas piparra, como ya hemos dicho, no suelen picar. Que hay que freírlas para comerlas y que son un buen acompañamiento para muchos platos o para comerlas solas.

A freírlas

Guindillas piparra fritas. Foto de lasrecetasdemarichuylasmias

Guindillas piparra fritas. Foto de lasrecetasdemarichuylasmias

Así que veamos cómo se preparan. No puede ser más sencillo:

  • Cubrimos el fondo de una sartén con aceite y la ponemos al fuego. Echamos las guindillas dentro de la sartén y las removemos para que se impregnen del aceite. Les echamos sal por encima y seguimos removiendo de vez en cuando, para que se hagan todas las guindillas por igual.
  • A mitad de la cocción, bajamos un poco el calor para que no se nos quemen. Estarán listas cuando empiecen a dorarse y estén tiernas. Las sacamos de la sartén y las comemos enseguida.

Si no has probado esta manera de comer guindillas, hazlo ya. No te vas a arrepentir y vas a repetir.

 

 

 

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*