Romanorum vita: la vida de los romanos en el aniversario de la caída de Numancia

Romanorum vita: la vida de los romanos en el aniversario de la caída de Numancia
7 abril 2017 Roberto Ortega
In Blog ecológico
Romanorum Vita reproduce aspectos de una ciudad de la antigua Roma.

Si estás por Soria estos días, además de arte, naturaleza y Semana Santa, no te puedes perder la exposición Romanorum Vita. Es un apasionante paseo por la vida romana ahora que Soria está celebrando Numancia 2017. Este año se cumple el 2.150 aniversario de la caída de la ciudad celtíbera.

La carpa de Romanorum Vita se instala la capital hasta el próximo 5 de mayo. Está en la plaza Mayor y puede verse, de lunes a viernes de 12:30 a 14:00 h. y de 17:00 a 21:00 h. Los sábados, domingos y festivos de 11:00 a 14:00 h. y de 17:00 a 21:00 h.

Romanorum Vita, en tres puntos

  • La historia del Imperio Romano se escribió en el foro, en el Senado, en las termas y en las gradas de los teatros y anfiteatros. Pero paralelamente, hay otra historia mucho menos conocida: la que se vivía cotidianamente en las casas y las calles.
  • Esta exposición itinerante quiere explicar el día a día de los habitantes de una ciudad romana, desde lo que transcurría en la calle hasta la intimidad de las grandes domus.
  • La muestra te sitúa en el año 79 d. C, en plena época Imperial y poco antes de la destrucción de Pompeya. Escenografías, proyecciones audiovisuales y textos informativos se complementan con elementos sonoros e incluso olores, creando una experiencia innovadora.

    Cinco claves de Romanorum Vita: la vida transcurre en la calle

    La romana era una sociedad abierta, con calles llenas de gente, como cuenta Romanorum Vita.

    La romana era una sociedad abierta, con calles llenas de gente, como cuenta Romanorum Vita.

    Las ciudades romanas eran espacios bulliciosos y llenos de actividad. En la Vía de la Abundancia, en Pompeya, se han encontrado lavanderías industriales, tiendas de tejidos, hornos, bares y restaurantes. Tal como sucede hoy, la vida comunitaria provocaba conflictos entre los vecinos. Pero también relaciones solidarias, sociales y políticas.

    Los habitantes de la ciudad

    ¿Qué personajes poblaban las calles de las ciudades romanas?

    ¿Qué personajes poblaban las calles de las ciudades romanas?

    Patricios, esclavos, peregrinos… Estos son sólo algunos de los personajes que podríamos encontrar transitando las calles de una antigua ciudad romana. En una sociedad fuertemente jerarquizada, cada uno de ellos sabía el lugar que ocupaba y cuáles eran sus derechos (en caso de tenerlos) y deberes. Romanorum Vita nos los muestra en la calle o en la domus. Y nos explicarán en primera persona cómo es su vida en la ciudad.

    En la intimidad del hogar

    Romanorum Vita te deja entrar en el interior de una casa romana.

    Romanorum Vita te deja entrar en el interior de una casa romana.

    La mayoría de ciudadanos romanos vivía en bloques de viviendas de varios pisos, las insulae. Eran pocos los que podían permitirse vivir en casas unifamiliares como las domus. Éstas contaban con espacios públicos de recepción, en torno al patio central. Y espacios privados situados en los pisos superiores y alrededor del jardín posterior. Mientras, entre las estancias, destacan el tablinum o despacho, donde el patrón conversaba de negocios con amigos o clientes. También destaca la cocina (con un hogar y un horno) y los cubicula o habitaciones. Finalmente, las estancias de las domus más ricas estaban decoradas con mosaicos y pinturas murales.

    La importancia del agua

    Los romanos eran maestros de la ingeniería en sus obras hidráulicas.

    Los romanos eran maestros de la ingeniería en sus obras hidráulicas.

    Para ser viable, cualquier ciudad necesita tener asegurado el suministro de agua. Los romanos fueron unos auténticos maestros de la ingeniería, tal como podemos comprobar con la forma de gestionar este valioso recurso. Los acueductos transportaban el agua desde las fuentes cercanas hasta un gran depósito urbano llamado castellum aquae. Desde aquí, un complejo entramado de tuberías de plomo la conducía hasta las fuentes públicas, a las grandes termas y también a las casas de los más ricos.

    Comer, beber y dormir

    Las ciudades romanas tenían incluso establecimientos de comida rápida.

    Las ciudades romanas tenían incluso establecimientos de comida rápida.

    Bares, restaurantes, hoteles... Por muy modernos que nos parezcan, estos establecimientos ya existían en las ciudades romanas. Fuera de casa, la gente acudía a los lixae, puestos de ‘comida rápida’. Así mismo, en las popinae y cauponae, bares y hostales era donde se servía comida y bebida. Las cauponae, el negocio más extendido, eran vinaterías que incorporaban habitaciones en el primer piso, transformándose en hostales o pequeñas fondas. Además, para los viajeros más ilustres existían los hospitia, grandes domus con atrio y peristilo que hacían de hotel residencial.

Fuente: Obra Social La Caixa.

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*